31 dic. 2009

[Fanfic]Gracias...

Esta historia no es nada original, lo sé. Pero es lo que me sucedió.

Aun recuerdo ese día, ambos nos habíamos quedado atorados en esa tienda debido a la lluvia, debí haber tomado eso como una señal de que lo que seguiría en mi vida estaría lleno de lágrimas? Te acuerdas?

Era de noche, una noche particularmente oscura, había ido a la tienda que se encontraba a unas cuantas cuadras de mi apartamento porque mis antojos fueron más grandes que yo, y porque mi compañera de habitación estaba ocupada con un informe para su trabajo. Así que decidí tomar las llaves de mi auto rentado y ponerme en marcha. El cielo estaba nublado, se notaba por la ausencia de estrellas en el.

Terminando de escoger los dulces que me parecieron de mí agrado, ya que no era de ese país. Mi compañera y yo, éramos más que compañeras. Ella era como la hermanita que nunca tuve. Yo era 5 años mayor que ella, pero esa diferencia de edad no significaba nada, podíamos amanecer hablando de todo y de nada a la vez, la quería mucho, aun lo hago.

Habíamos ido a Corea, porque a ella la trasladaron por su trabajo, solo durante seis meses, después de eso podía volver a Venezuela, y yo vine por unas buenas y bien merecidas vacaciones, ya me hacían falta. Si que aproveche la oportunidad y como dicen en mi ciudad, me enchufé.

Siempre habíamos soñado con ir a Corea, y que mejor oportunidad? Desde hace 5 años que nos conocemos, y me atrevo a decir que la conozco más que a mí misma. Ese viaje seria inolvidable para ambas. Y si que lo fue.

Recuerdo haber visto a un chico que me pareció terriblemente conocido, pero, como lo iba a conocer? Si a penas tenía una semana en el país y jamás había venido antes, de paso, no conocía a ningún coreano en mi país como para decir que “casualmente” el también estaba ahí.

Pagué y me dispuse a salir de la tienda cuando escuche unos gritos provenientes de adentro. No me asusté, porque pude reconocer los gritos como de fangirls. Habrá algún famoso en la tienda? Me pregunté y en eso fue que te vi.

Lucias como desesperado, fue muy gracioso para mi verte así. Tus ojos lucían desorbitados y buscabas con desespero algún lugar en donde ocultarte.

Al salir abruptamente de la tienda chocaste conmigo y mis bolsas cayeron al suelo. Inmediatamente las recogiste y te apresuraste a disculparte con una reverencia. Creo que no te diste cuenta de que llovía, ya que saliste caminando rápidamente hacia la otra acera.

Al darte cuenta de eso, ya era muy tarde, estabas ya empapado, ya que llovía a cantaros. Te detuviste bajo un techo de un kiosco que estaba ya cerrado, era muy tarde, pero aun así habían algunas chicas soltando griticos y fueron hacia donde tú te encontrabas. Pobrecito. Pensé. Esta atrapado, no pasara mucho antes de que esto se llene de fans.
Así que corrí hacia mi auto, lo abrí y metí las bolsas, pero también me había empapado, ya que estaba al otro lado de la acera, a unos metros de ti. Mi mirada se encontró con la tuya cuando termine de abrir la puerta del piloto y no pude evitar reírme, lucias desesperado.

Mordí mi labio, no podía dejarte ahí, o si? No… serias brutalmente violado por fans locas… jajajajaja. Aun me rio de todo eso.

Mi mirada pasó de la tuya hacia el auto, varias veces hasta que al fin decidí arriesgarme, tus fans seguramente me asesinarían después de esto, pero, al menos tu estarías a salvo.

“Hey!” grite sobre los murmullos y griticos de tus fans. “hurry up!!” te hice un ademan para que corrieras hasta el auto, me metí apresuradamente y encendí el auto. Abrí la puerta del copiloto y espere a que reaccionaras. “If you wanna live, come with me!” grite desde adentro y ahí fue que reaccionaste.

Saliste corriendo, empujando sin querer a las chicas que estaban alrededor tuyo y entraste de un salto al auto, cerraste la puerta y arranque rápidamente del lugar. Pude ver por el espejo retrovisor que las chicas nos perseguían corriendo y otras montadas en motos. De donde sacaron las motos!? Me pregunte atónita. Pero, aprendí a manejar en Venezuela, en Puerto la Cruz para ser más específica. Allá uno aprende a esquivar peatones, carros y perros callejeros antes de aprender a estacionarse, no es juego! Así que se me hizo muy fácil perderlas de vista.

15 minutos más tarde estábamos parados en un semáforo con la luz roja y fue que suspire aliviada. “Are you ok?” pregunté mirándote de reojo.

Creo que tu lucias más nervioso que yo, será que pensaste que te secuestraba?

“Jaejoong shii…?” te llamé y luciste muy extrañado. “Are you ok? Are you hurt or something?” volvi a preguntar y tu negaste con la cabeza.

“You…” dijiste algo nervioso. “tank you…?”

No pude evitar sonreír, lucias como un niño perdido y mojado con la lluvia. Al parecer mi sonrisa te calmo un poco, ya que también sonreíste.

Es lo más trillado, cursi y ridículo que jamás he dicho en mi vida y creo que jamás lo volveré a decir, pero creí haber escuchado fuegos artificiales, y ver estrellitas cuando me dedicaste esa primera sonrisa. Lucias… oh dios, no tengo palabras paras describir todas las emociones que se revolvieron dentro de mí. Ese amor que creía que con los años había superado.

Ese amor de fan a ídolo. Aun recuerdo cuando tenía 21 años, cuando mis ojos los vieron por primera vez. Fue con ese video, Triangle. Lucia endemoniadamente sexys. Hermosos. Siempre lo había dicho, el nombre les quedaba como anillo al dedo, ya que ustedes para mi eran unos Dioses.

Recuerdo que me gusto inmediatamente Junsu. Se veía malo, sexy en ese video, luego fui viendo mas videos, escuchando mas canciones y conociéndolos un poco a través de la pantalla de mi computadora. Y fue inevitable caer por ti.

Con el rostro de un ángel y el cuerpo de un demonio me cautivaste. Tu voz era tan suave como la seda misma. Tu sonrisa era el rayo de luz que alumbraba mi vida en esos días, no era nada fácil mi vida, pero tú me diste las fuerzas para continuar.

Con tus locuras, tus ocurrencias, tus ojos, tu boca, con todo. Todo sobre ti me provocaba, me cautivaba e inevitablemente caí como todas tus fans, me sedujiste.

Pero con el pasar de los años, con todas las cosas que tenía en mi cabeza, los problemas, el trabajo, con la vida pasándome, ese sentimiento lo guarde en un cofrecito en mi pecho bajo llave. Tenía que dedicarme a mis estudios y luego a mi trabajo, no podía seguir pasando las horas del día escuchando tu voz y viendo tus videos. Tenía que seguir adelante, y así lo hice. Nunca me olvide de ti, que eso quede claro, solo, pasaste a un segundo plano.

“Estas empapado, quieres que te lleve a un lugar en especifico?” te pregunté y me volviste a ver. “No, TU estas empapada, enfermaras!” exclamaste algo preocupado.

Vi que el semáforo había cambiado a verde y continúe manejando. Con la vista fija en el camino dije. “no soy yo quien tiene que cuidar de su voz”

Luciste algo asombrado, “Sabes quién soy!?” exclamaste, aun no sé si eso fue una pregunta.

“Claro, quien no conoce tu rostro? Eres Youngwoon Jaejoong, Hero Jaejoong, Kim Jaejoong.”

Con el rabillo del ojo vi que tragaste y suspiraste. “Tranquilo, no soy una de esas fans psicópatas obsesionadas, no te raptare ni te obligare a casarte conmigo” dije riendo y tú reíste también, creo que tu risa fue de alivio. De verdad tenían fans así?

Me indicaste el camino hacia tu casa, eso me extraño. Como le diste la dirección de tu casa a una fan? Así tan fácil? Qué tal si yo si era una psicópata obsesionada? Y ni siquiera era de ese país, bastaba con verme una sola vez. Mi cabello estaba a la altura de la cintura y era rubio. Mis ojos eran de un marrón claro y no los tenía rasgados. Mis rasgos eran los típicos de una latinoamericana, con la excepción de mi nariz. Una herencia de mi abuela argentina, porque no saque los ojos azules de mi abuelo!? Anyway…

Llegamos a tu casa “fue un placer Jaejoong shii, espero que no enfermes.” Te dije despidiéndome.

“No, el placer fue mío, me salvaste, pero porque te despides? Estas toda empapada! Ven conmigo.” Dijiste y apagaste el carro, tomando las llaves y dejándome sin más remedio. Saliste del auto y me esperaste en la entrada del edificio.

Pero este tipo si es confianzudo! Pensé. Pero como tu tenía las llaves de mi auto, que más…

Caminamos hacia adentro y nos subimos al ascensor. Vi que marcaste el último piso y esperamos. Esperamos BASTANTE ya que el edificio tenía 15 pisos. El silencio era algo incomodo. Yo miraba hacia todos lados, intentando con todas mis fuerzas no mirarte.

“Ahora tu eres la nerviosa?” dijiste en forma de broma.

Yo hice un puchero. Demonios, Yunho me dejo esa mala maña luego de ver su drama, Heading to the ground, recuerdas? “serás muy famoso, podrás ser Hero Jaejoong, pero como no estar aterrada si voy a la casa de un extraño?” te dije aun con ese bendito puchero.

Volviste a sonreír y… oh dios, no volveré a repetir lo que sentí! Es demasiado cursi!

“Tranquila, no soy un psicópata obsesionado.” Citaste mis palabras y también me reí.

Llegamos a la entrada de tu departamento, introdujiste la clave y yo mire hacia otro lado, sabía perfectamente que si miraba los dígitos jamás los podría olvidar, aunque luego tu mismo me diste la clave...


~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ *~


“Te acuerdas de cómo nos conocimos? Ese día me reí muchísimo al descubrir que Yoochun aun miraba caricaturas, y las que a mí me gustaban! Esas de hanna barbera, las viejas, las clásicas…

Quien iba a pensar que nos conoceríamos gracias a la lluvia, gracias a mis antojos y gracias a tus fans? Creo que todo fue el destino. Jamás fui creyente de eso del destino, pero tú y yo estábamos destinados a conocernos, lo sé muy dentro de mi corazón.

Como es que puedo recordar ese día con tantos detalles? Si hace más de 2 años que eso sucedió. Y no recuerdo ni lo que almorcé ayer?

Es increíble como resultaron las cosas. Te amo. Lo sabías? Te amo como algo más que un amigo.

Te ves realmente hermoso, Jaejoong. Con tu traje negro, bajo el techo de esta iglesia, y yo con mi traje blanco. Debo decirte que los anillos son hermosos. Perfectos.

Siento mucho decirte todo esto, pero no podía dejar que te casaras sin que lo supieras. Ella es realmente afortunada. Jamás creí que sería la dama de honor de tu boda, Jaejoong. Pero si es con ella, no tengo ningún problema.

Ella te ama, muchísimo más de lo que yo te amo. Por eso puedo aceptar el hecho de que te casas.

Ella te hará muy feliz, lo sé, después de todo es mi hermanita. Supe que este día llegaría, lo supe a penas los presenté. Tus ojos brillaron con gran fuerza al posarse en ella. Fue, como cursimente lo llaman, amor a primera vista. De parte tuya, ya que ella te ha amado durante muchos años Jaejoong. Mas te vale hacerla feliz, porque si no yo misma me hare cargo de cavar tu tumba”

Dije juguetonamente y Jaejoong me miro con una mezcla de alegría y nostalgia. “vamos? Se supone que el novio es quien espera en el altar” le dije tomándolo del brazo y terminando de entrar en la iglesia.


~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ *~


Todo estaba decorado con orquídeas blancas. Orquídeas, me sentí en casa.

Jaejoong se paró a la derecha, mientras que yo a la izquierda, y mirando hacia la puerta apareció ella. Mi hermanita. Jamás la había visto tan hermosa. Su vestido era largo, blanco, con unos cuantos cristales haciendo de cinturón en su cintura, era sencillo, pero hermoso. Como ella.

Vio a Jaejoong y sus lagrimas se asomaron, este era el día que había esperado toda su vida, el día de su boda, el día en que se casaría con el amor de toda su vida.

Luego me miro y me sonrió. Mis ojos se aguaron inmediatamente. Lucia tan feliz, jamás la había visto así. Irradiaba luz. Llegó hasta el altar tomando la mano de Jaejoong y ambos se pararon al frente del padre.


~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ * ~ *~


“Addie, Virginia te dejo esto.” Dijo Jaejoong entregándole un sobre a su ahora esposa.

“En donde esta ella? No la vi después de la boda” dijo Addie.

Jaejoong se encogió de hombros y le hizo un ademan para que leyera la carta.

Estaban en la limosina que los llevaría a la recepción de la boda.

Ella la abrió y leyó.

.-Gemela. Tenia tiempo sin llamarte así, recuerdas como nació ese nombre? a ambas nos gustaban las mismas cosas, hasta adivinábamos lo que la otra diría. Éramos prácticamente la misma persona, solo con ciertas cosas que nos hacían especiales, diferentes.

Alguna vez te dije que sentí celos de ti?

El día en que Jaejoong y tu se conocieron, el sonrió como nunca antes me había sonreído a mí, se que yo era solo su amiga, y que jamás me vería de otra forma, pero… mantenía mis esperanzas, las cuales se esfumaron al momento en que vi sus ojos al mirarte.

El te ama, lo sé. Soy su mejor amiga o no? A pesar de que me entristece solo un poco, les deseo lo mejor, son mis mejores amigos y ambos son felices. No puedo pedir más.

Siempre supe que tu amor por él era muchísimo más grande que el que yo le tengo. Creo que por eso fue que los presente en primer lugar. Dude, sabes?

Dude en si presentarlos o no, pero no podía privarte de la felicidad, no sabía si el sentiría lo mismo que tu, eso no lo podía saber, pero conocerlo siempre fue tu sueño, sino porque habías aceptado ese traslado a Corea? Lejos de tu país, tus amigos, tu familia?

Les deseo la mejor de las suertes. Les deseo dicha eterna. Les deseo la felicidad absoluta. Les deseo… deseo que me perdones, Adriana. Por no decirte como me sentía. Por ocultártelo especialmente a ti. Si tú me contabas todo, confiabas en mí y yo me guarde todo.

Lo siento de verdad.

Te amo hermanita. También amo a Jaejoong. Los amo a los dos y por eso deseo que sean felices.

Para cuando leas esto ya estaré rumbo al aeropuerto. Discúlpame por no despedirme de ti, pero no quería que me vieras llorar, este es tu día y no tiene porque llenarse de lágrimas de dolor, solo de lágrimas de felicidad.

Te amo. Se feliz.

Con cariño. Virginia.

PD: si se porta mal dímelo y me regreso inmediatamente para despellejarlo vivo o.ó! XD-.


Addie rió con eso último. Se seco las lágrimas y sonrió, apretando la mano de Jaejoong.

Gemela… gracias…

No… gracias a ti.

2 comentarios:

  1. waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ToT.... que bello... es la cosa más bella que he leido.. mis lagrimas están cayendo XDDD... es que entiendo perfectamente a la protagonista ToT... io tamb tengo una gemela... nos gusta las mismas cosas y decimos lo mismo XDDD... tamb nos gusta Jaejoong XDDDD... si algo así sucediera yo haría lo mismo ToT... me dolería mucho perder a la persona que amo... peo si la prierdo por otra persona que tamb amo.. que sean felices caracho!!! XDDDD... waaaa ToT.... hermoso fic n.n

    ResponderEliminar
  2. Meencontré con ésto no recuerdo como ;uuu; y lo volvi a leer y djfndsjfndsjjnfdsnsmdnsmdnfsmdnfmdnfmdnfmnf oh my gosh, lloré como pendeja, no por la historia (bueno un poco xD) sino porque en serio EXTRAÑO los dias de desvelo contigo gemela mía. Te amo mucho no matter what, incluso si me desaparesco y me encuentrerta(?) te amaré aún así, en serio y mucho. Gracias por existir y ser mi gemela malvada/guena. ;______; .... AJJUMMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA SARANGHAAAEEEYOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! -grito desesperado tipo JJ-

    ResponderEliminar